General

“Viví en Do” el éxito

Dread Mar I arrasa en cada lugar donde se presenta y La Trastienda no fue la excepción: dos conciertos con entradas agotadas que permitieron disfrutar de un show íntimo y ver de cerca a uno de los referentes del reggae nacional.

Nada mejor para desafiar a las altas temperaturas del verano porteño que una buena dosis de reggae que nos permita viajar hacia las playas caribeñas y soñar con ver de cerca la inmensidad del mar transparente acompañado por un exquisito trago.

Dread Mar I y los Guerreros del Rey fueron los encargados de musicalizar el vuelo que alcanzó a tocar las primeras nubes con “Ángel Castro”. “¡Arriba People!” fue el grito de arenga que oímos durante las dos horas de recorrido hasta llegar a destino.

“¡Buenas noches! y muchas gracias por venir”, saludó Mariano Castro a sus pasajeros y les indicó cual sería su “Guide Light”. Tras una extensa ovación, sonó “Donde entes” para que las ganas de bailar eliminen las malas vibras del cuerpo. Un excelente juego de luces matizó la gran interpretación de “Lluvia, nubes, tristeza” que Dread Mar I regaló para emocionar a varias de sus fanáticas.

Los colores rojo, amarillo y verde salieron a escena para formar parte de “No convencerán”, “Castigo” y “Frío” donde la banda demostró un combo de asombrosa versatilidad para jugar con las pulsaciones del concierto. Llegó “Si te busco” sumado al medley entre “Vos y tu maldad” y “Me doy cuenta”, todas canciones del último disco de la banda: “Viví en Do”.

Los Guerreros del Rey realizaron su tarea a la perfección: justeza, eficiencia y buen gusto son las claves de excelentes músicos para sostener la figura avasallante de Mariano. Alejandro Ramos fue el encargado de confirmarlo con un elegante solo de guitarra durante “Aprenderé”, aunque también tuvieron su momento el teclado de Adrián Romero en “Desde lejos” y el bloque de vientos, principalmente el saxo de Martín Gariglio, en “El rey”.

Un repaso por viejos éxitos como “Sálvame” o “My lord” no bastaron para satisfacer a un público exigente que pedía más: “La luz y la ilusión”, “Árbol sin hojas” sumado a “Sufro” lograron una conexión increíble entre los de abajo y los de arriba del escenario. Nadie quería perderse ningún detalle, todas las miradas se posaban en los músicos y ellos, tomaron la posta y entregaron lo mejor: “La meta”, con dedos al viento en forma de V, “Moisés” y “No corras” agitaron a la multitud que tuvo un respiro con “Más allá de tus ojos” y “No te amo” previo a un breve intervalo para recuperar energías.

Desde las ventanillas del avión, escondido entre las nubes, podía divisarse el destino, pero antes de aterrizar, el piloto dio una noticia que sacudió a los pasajeros como una turbulencia: El próximo miércoles 27 de abril, Dread Mar I pisará por primera vez el mítico estadio Luna Park. El impacto fue tan grande que permitió saborear de una manera especial los últimos temas antes de pisar tierra firme nuevamente: “Aunque digan”, “Tu sin mí” y “Promesas.

rock.com.ar

Related Articles

Deja un comentario

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker
A %d blogueros les gusta esto: