General

Bad Religion: 30 años de fidelidad

Mientras gran parte de las bandas más representativas de los ochenta resumían su manera de pensar con poco más de una decena de temáticas (minitas, joda, drogas, autos y así), las canciones de Bad Religion se transformaron en una buena razón para aprender algo de inglés. Porque más allá de haber sido los creadores del llamado punk rock melódico -con la infaltable trilogía conformada por Suffer, No Control y Against the Grain- la banda liderada por Greg Graffin y Brett Gurewitz decidió que el espíritu contestatario y rebelde del punk mutara en su propia versión del género de los acordes de quintas y los tres tonos.Y así es como lograron que muchos chicos que empezaban en eso de escuchar música encontraran un discurso que criticaba a los Estados Unidos desde adentro, y hablaba de religión sin referirse a ella como a una salvación. La política, el cuidado del medio ambiente y las injusticias sociales tenían quien les ponga voz.

Brooks Wackerman tenía apenas tres años cuando Bad Religion empezó, en 1980, y apenas le crecía la barba cuando salió Recipe for Hate en 1993, ese disco en el que un también joven Eddie Vedder ponía su voz y que traía clásicos como «Struck a Nerve» y «American Jesus». Pero a este rubio baterista le esperaba un futuro importante: tocaría con Steve Vai, Suicidal Tendencies y The Vandals antes de llegar a la banda que lo traerá de nuevo al país, el próximo 8 de octubre en el estadio Malvinas Argentinas, junto a Boom Boom Kid, No Relax y 250 Centavos. Sobre sus diez años en la banda habla desde California, la tierra en donde Graffin y Gurewitz son los profesores punks por excelencia, y Wackerman es lo que se diría un alumno aplicado.

¿Cómo fue unirse a una banda con 20 años de carrera? ¿Tuviste que aprender muchas canciones en poco tiempo?
Definitivamente tuve que hacer mi tarea. No sólo tuve que aprender las canciones nuevas que luego saldrían en The Process of Belief, sino que también todo el resto, algo así como 150 ó 200 canciones, que si bien ya había escuchado, nunca había tocado hasta ese momento. Iba a todos lados con el reproductor portátil escuchándolas todo el tiempo. Después en vivo sí, les agregué mi propia voz a cada una.

Tocaste con muchas bandas, como Korn, The Vandals, Tenacious D, Infectious Grooves, Suicidal Tendencies. ¿Por qué decidiste quedarte en Bad Religion?
En primer lugar, siempre me encantó la música de Bad Religion, tanto sus letras que me parecen brillantes, como en las increíbles melodías que logran. Cuando en el año 2000 recibí el llamado para unirme a la banda no lo pude creer, y ya pasaron diez años. Creo que me quedé porque me sigue gustando la banda, todavía hacemos buenos discos y conservamos esos elementos que nos distinguen. Eso es suficiente como para que nunca haya pensado en irme.

Está claro que Bad Religion es punk rock melódico, pero también es más que eso, por sus letras y su discurso. ¿Ves que haya otras bandas como BR y que compartan la misma escena?
Sí, hay muchas que fueron influidas por nosotros, pero… Hace poco me hicieron una pregunta similar e hice referencia a Rise Against. Escucho mucha música y no encuentro muchas similitudes con nosotros, salvo por Rise Against.

Todos sabemos que Greg Graffin y Mr. Brett son los compositores de la banda. ¿Tenés alguna participación en el proceso creativo?
Brett y Greg suelen llevarle al resto de la banda los demos que preparan con su computadora, con la idea básica de lo que es la canción, pero una vez que las escucho hago mi propia interpretación y pongo mi parte. Igual siempre escucho sus sugerencias, claro.

Bad Religion tiene una bajada de línea bastante clara y fuerte. ¿Creen que la música realmente puede cambiar las cosas, y por eso se mantuvieron de la misma forma a lo largo de estos 30 años?
Creo que la banda siempre fue fiel a lo que creyó y sigue creyendo, e incluso muchas de las cosas que Greg cantó durante los ochenta adquieren otra dimensión ahora, otra relevancia. Creo que ése es uno de los aciertos de la banda, y si nuestros fans siguen con nosotros es porque nos creen, ya sea sobre política, religión o lo que sea. No sé si la música puede cambiar la vida de todos, pero sí de algunos. De hecho, cambió la mía.

Hay varios ejemplos de bandas que usan su popularidad para diseminar otros mensajes. ¿Creen que la música y el activismo político pueden ir de la mano?
Creo que todo depende de qué mensaje se tenga para dar. Creo que una cosa es decir cosas que tengan fundamentos, y otra es pararse frente a un micrófono y gritar cosas sin saber qué quieren decir. Pero hablando de Bad Religion y de la influencia sobre otras bandas, justamente eso de esparcir un mensaje es algo que Greg trata de hacer todo el tiempo, incluso con otras bandas.

Bad Religion está mucho más cerca de ser una banda de culto que una banda popular. ¿Están felices con el camino tomado o les gustaría más popularidad y menos culto?
Creo que todos estamos bastante conformes con nuestra posición actual. Somos capaces de ir a cualquier lugar del mundo y llevar, como mínimo, 2000 personas y hacer un buen show. Creo que poder hacer eso no está para nada mal para cualquier banda. Con el tema de la popularidad, no sé… Es difícil medir eso. Sólo puedo decirte que 30 años de carrera son una buena forma de alcanzar la popularidad.

No sé si sabías que su último disco The Dissent of Man no fue editado en la Argentina, pero gracias a Internet pudimos escucharlo. ¿Qué piensan de las descargas de música?
¿En serio? Qué mierda que no lo hayan editado. Pero bueno, cualquiera que esté interesado puede encontrarlo en iTunes.

Pero en la Argentina no es muy común pagar para descargar música en mp3
Ah, entiendo. Bueno, la verdad que no hay diferencia entre tenerlo de manera legal o ilegal en cuanto al producto. Por mi parte yo elijo las bajadas legales para estar del lado de los artistas. Pero lo cierto es que estas cosas son muy difíciles de controlar, lo que nos obliga a ser más innovadores con nuestros lanzamientos, ya sea con un DVD o lo que sea… Es un tema difícil, nadie tiene una relación 100% feliz con Internet, y la música tampoco.

Por Leonardo Ferri

Related Articles

Deja un comentario

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker
A %d blogueros les gusta esto: