General

Jack White lanza su carrera solista

Dentro del lujoso complejo del estudio third man records en Nashville, en la puerta de una oficina hay una placa que dice: John A. White III, dentista familiar. Adentro, Jack White está sentado detrás de un escritorio esquinero atestado de cosas. Mientras chupa una pastilla gigantesca, con lagañas en los ojos, se disculpa por carraspear una y otra vez. Anoche, a pasos de esta oficina, White celebró el tercer aniversario de su sello con su primer show completo como solista, en el que estrenó poderosos temas de su nuevo disco, Blunderbuss (recientemente editado acá por Sony Music), entre canciones más viejas de los White Stripes, The Raconteurs y The Dead Weather. “Siempre me había resistido”, dice acerca de su flamante rol de solista. “Pensaba que era una salida fácil, una decisión frívola y aburrida. Para mí, eso era lo que quedaba de la época en la que nadie sabía qué hacer consigo mismo. Onda: tocás en una banda famosa, y después tenés una carrera solista el resto de tu vida, y después te morís.” Hasta el verano pasado, la prioridad musical de White era producir sencillos de 7″ para artistas de Third Man tan variopintos como Insane Clown Posse, Tom Jones, JEFF the Brotherhood y Stephen Colbert. Entre estas sesiones, empezó a robar tiempo en su propio estudio para grabar algunos demos propios. Mientras se iba metiendo cada vez más en un proyecto solista, White experimentó con técnicas inusuales: “Decía: «Bueno, hoy sólo voy a llamar a músicas mujeres», u «hoy sólo a voy a convocar músicos varones»”. Terminó armando dos bandas divididas por género: el baterista Daru Jones, que impresionó a White cuando pasó por Nashville con el productor y rapero de Detroit, Black Milk, marca el ritmo de la banda masculina; mientras que la baterista Carla Azar del grupo de art-rock Autolux es el sostén del grupo femenino. “La sesión de «Love Interruption» fue absolutamente inspirada”, dice Ruby Amanfu, que se roba la escena con sus voces en este lento y pantanoso groove. Las dos bandas acompañarán a White en su gira durante la primavera del hemisferio norte. “No voy a decidir quién toca cada noche hasta el desayuno del mismo día”, dice. “La banda no lo sabe, yo no lo sé, los medios y los fans no lo saben hasta el momento del show. Eso mantiene a todo el mundo energizado.” Cada uno de los grupos ha ensayado más de cuarenta canciones del catálogo de White. “Algunas noches dormí con auriculares, con los temas en modo de repetición”, dice Amanfu.

White se niega a usar listas de temas para esta gira. “No hay nada más aburrido que un solista que encuentra una banda que toca exactamente igual que como sonaban sus discos anteriores”, dice. “Que me peguen un tiro si alguna vez hago eso.”

Quienes asistan a los shows podrán esperar una saludable dosis de clásicos de los Stripes, la mayoría de los cuales nunca ha tocado sin Meg White. “Creo que todo lo que compuse en mi vida lo puede hacer cualquiera”, explica. Los Stripes se separaron oficialmente en febrero de 2011, aunque no tocaban juntos desde 2009. “Para mí, fue necesario anunciar que los White Stripes ya no existían más para empezar a pensarme como solista”, dice. “No quería lidiar con las comparaciones constantes de gente que no tiene la amplitud mental suficiente para entender la diferencia.”

Por Austin Scaggs

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios