General

Carajo en el Luna Park

Sobre la intro de «Trágico mundo caído», el arribo de Carajo al segundo Luna Park de su historia logra un magnetismo instantáneo.

Mientras la ansiedad de un estadio completo emprende una arenga de guerra con puños en alto, desde arriba del escenario -todavía cubierto por una tela blanca coloreada con fogonazos de luces amarillas, naranjas y azules- las figuras del trío se proyectan a contraluz y a tamaño monstruo mientras se cocina a fuego lento esta pieza angular de death metal melódico que define el inicio de Frente a frente, el quinto disco de la banda. Después, cuando el nodo de la canción explota en un tronar de doble bombo y cae el telón, el ataque suena avasallante pero dosificado, con Marcelo Corvalán describiendo un mundo destrozado y asumiendo el rol que mejor parece sentarle: el de ese hombre batallador y sensible que avanza entre los escombros con ánimo de reconstrucción.

Después de aquel Luna repleto, en julio de 2011, con la intención de celebrar sus primeros diez años de recorrido, Carajo tiene esta vez algo mucho más valioso que lo anecdótico del paso del tiempo: está presentando Frente a frente, un disco doble que los devuelve a la independencia de la mano de su obra más ambiciosa, en donde la banda explora al máximo las posibilidades dentro de su seteado de nu metal, hardcore y punk, y reafirma la esencia de un proyecto que ya cuenta con espacio de privilegio dentro del heavy nacional. Canciones nuevas como «Drama», «La venganza de los perdedores» y «Shock» apuntalan el comienzo de una lista de treinta que avanzará hasta la medianoche ante la efervescencia de más de siete mil personas.

El juego de Carajo no se construye a partir de la velocidad y el vértigo, sino desde la administración de intensidades. Es difícil pensarlo, pero dentro de los tres elementos que componen la banda, no parece haber espacio suficiente para más. El trío suena sucio pero sólido y equilibrado, con cada una de sus piezas gobernando con autoridad dentro de su parcela. Tery Langer, con su actual look de violero geek, tiene el don de una mano derecha soberbia. Sus riffs machacantes sumergidos en flanger («Fantasmas») y sus guitarrazos abrasivos («Zion») son la piel de Carajo, un rol principal del que Langer no abusa ni solo un milímetro. Andrés Vilanova, ex A.N.I.M.A.L, es pura entrega y precisión, una fuerza de ataque sin respiro que hace flamear sus brazos como si fuera un muñeco de tela rendido a merced del viento en la puerta de alguna gomería. Corvata, en cambio, es el corazón vivo de Carajo, el responsable de ese bajo que suena grave como el hambre en el mundo; un tipo capaz de bajar sus principios e ideales a través de una gola que puede proyectarse triturada como por una gárgara de clavos («Humildad») o limpia y diáfana como en uno de sus tantos estribillos liberadores («Histeria TV»).

«¡Gueeeey carajeroooos!», será lo primero que diga Corvata después de la mitad del show, levantando el puño cerrado, dominando la escena con su porte de guerrero moderno, de barba tupida y mitad de la cabeza rapada. Aunque de manera resumida y siempre arengadora, el líder de Carajo construye con su gente un lazo cercano y amable, de agradecimiento y devolución constante. De hecho, «Llanto espiritual», uno de los temas del listado que forma parte del disco Atrapasueños (2004), fue elegido por el público vía Facebook. «¡Este va dedicado a toda la familia de Carajo!», dirá antes de poner en perspectiva el desenlace de una nueva hazaña de su banda. «¡¿Creen que todo esto valió la pena?!».

Sin embargo, casi sobre la madrugada del domingo, después de más de dos horas y media de show, con una seguidilla de clásicos internos como «Libres», «Joder» y «Salvaje», el líder de Carajo destraba su porte cauto en plena vigilia mundialista. «¿Vamos a hinchar mañana por Argentina?», pregunta antes de despedirse con una aplanadora versión de «Sacate la mierda», a pocas horas del choque inicial contra Bosnia. «¡A ver si ponen huevo, pendejos millonarios!».

Por Juan Barberis

rollingstone

Related Articles

Deja un comentario

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker
A %d blogueros les gusta esto: