General

17 años de “Alta suciedad” de Andrés Calamaro

Funk y rock, zydeco y soul, rumba y tango, reggae y psicodelia pop, folcklore y tex-mex.

Todo condensado en un disco de 15 canciones que se publicó el 9 de septiembre de 1997.

Por el año 1997 Andrés Calamaro venía de un período de casi 6 años de intensa actividad con Los Rodríguez. La banda comandada por Andrés y Ariel Rot salía de gira por última vez para presentar Hasta Luego, álbum más vendido del grupo que revitalizó el rock en español.

Calamaro comenzaba de nuevo. Su segunda etapa solista fue una patada a los críticos que esperaban algo parecido a Nadie Sale Vivo de Aquí, su cuarto disco solista. Es el segundo disco más vendido después de El Amor Después del Amor de Fito Paéz y colocó a Andrés como potencia musical que germinaria influencia en muchas de las bandas de la nueva oleada pos 2000.

Alta Suciedad tiene un toque y una prolija mugre propia de los músicos sesionistas que acompañaron a Andrés como Hugh McCracken, Marc Ribot y Eddie Martínez en guitarras, o Charly Drayton y Chuck Rainey en bajo, y en la batería Steve Jordan.

Con «Alta Suciedad», canción que abre el disco, el musico plasmó el desencanto y el enojo, con estos versos empezaría a definir lo peor del genoma argentino. Algunos se la juegan y aseguran que es la catarsis calamaresca después de su pelea con Charly García supuestamente enfrentados por una mujer. «Todo lo demás» y «Flaca» son dos hermosas baladas acompañadas por la voz de Celeste Carballo. «Flaca» fue el corte de difusión que hizo que todos escucharan la tercera, o tal vez cuarta, reinvención de AC.

Otra de las joyas es «Loco». Efectivamente, la canción que le trajo un dolor de cabeza. Para el músico fue una «experiencia sensorial atípica»: basicamente se trata de una canción que retrata el flash de caminar por la ciudad bajo la influencia del THC.  En un concierto de la ciudad de La Plata, Argentina, hizo pública una declaración de deseos sobre lo ideal que estaba esa noche para «fumarse un porrito». Esto le valió que le iniciaran un proceso judicial por apología del consumo de drogas, proceso que culminó en 2005 con su absolución.

El amor, el abandono. La crueldad y la complejidad del amor no correspondido. Este disco también tiene «Crímen es perfectos», «El tercio de los sueños» y «Media Verónica» que plasman la complejidad de esas emociones. Despupés, «Elvis está vivo» y el sorprendente cameo de Palito Ortega reviviendo al Rey por unos segundos.

Alta Suciedad es la precuela a la expansión compositiva de la que el propio Andrés terminaría siendo víctima pero que supo surfear volviendo a cambiar de piel para renacer en forma de El Salmón.

LAVIOLA-TN

Related Articles

Deja un comentario

Check Also

Close
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker
A %d blogueros les gusta esto: