GeneralVideos recomendados

“René” de Residente: las potentes revelaciones del rapero puertorriqueño en su canción autobiográfica

A René Pérez Joglar, o Residente —como se le conoce artísticamente—, su último tema le “salvó la vida”.

“Una noche me sentía muy muy mal, no quería salir a tocar, estaba en México, el estadio esperándome, y yo no quería estar ahí. Tuve que llamar a mami, me sentía mal y no sabía por qué. Quería tirarme del balcón y no sabía por qué. Gracias a Dios esa noche llegaba un amigo de mi universidad y se quedó conmigo. Al otro día comencé a escribir este tema”.

Ese “tema” del que hablaba en redes sociales es su última canción, titulada “René”, y probablemente su obra más íntima hasta la fecha: una vuelta a sus orígenes en Puerto Rico, y un sincero y conmovedor repaso a sus miedos, sus pérdidas o sueños más anhelados.

Cada rima, palabra o imagen en la composición de “René” tiene un profundo significado. Desde los homenajes a su madre (“Dejó de actuar pa’ cuidarnos a los cuatro/ y nos convertimos en su obra de teatro”), el recuerdo a sus amigos, a quienes “mataron”; o las alabanzas a su hogar, su querido Trujillo Alto.

Es el tema más importante de mi vida a nivel personal“, subrayó el exitoso rapero de forma previa a la publicación de “René”, en sus redes sociales.

Allí, en Instagram, Twitter o YouTube, el éxito de esta pieza autobiográfica ya era palpable poco después de publicarse, y no solo por los números que acumulaba; también por las múltiples felicitaciones de amigos, expertos de la industria y seguidores.

“Nunca pensé que este tema conectaría con tanta gente al mismo tiempo”, manifestó el cantante urbano.

“Necesitaba reconectar”

De forma previa y posterior a la difusión de su nuevo sencillo, Residente reveló que el tema lo construyó en un momento bastante complicado de su vida, en el que “necesitaba reconectar con todo de nuevo”.

Para ello, se fue hasta Trujillo Alto, la localidad donde creció en Puerto Rico, y produjo un video y una canción cargada de estampas familiares “y cosas que tenía en la memoria”, que le recordaban a su niñez.

En las primeras imágenes que acompañan a su nuevo tema, se puede ver la casa en la que creció de pequeño, antes de mudarse a la calle 13 —que daría posteriormente nombre al grupo que fundó, una de las bandas latinas más influyentes de las últimas décadas, y del que se separó hace unos años para emprender su aventura profesional en solitario— .

Los honestos versos de Residente irrumpen después de que se escuche una voz femenina -que recuerda a la de su madre, preguntando una lección de la escuela-: “¿Con qué parte del cuerpo jugaban a la pelota los indios taínos?“.

Ante la falta de respuesta, la mujer recurre a un truco, cantándole la respuesta para que no se le olvide: “Cabeza, rodilla, muslos y cadera”.

Tras esos tonos, la superestrella comienza a desvelar su alma: “Desde pequeño quería ser beisbolista, no llegué / Así que aprendí a batear hits por encima de una pista“.

Necesitaba que se sintiera real“, explicó el artista en otra publicación en redes sociales, en las que mostró imágenes de la producción del video en la isla.

La grabación le resultó muy difícil ya que tuvo que estar delante y detrás de las cámaras con una pieza “muy complicada y personal”, añadió el autor.

Desde su padastro hasta la presentación de su hijo

Residente repasa algunos de los pasajes más doloroso de su vida en “René”, como la muerte de su mejor amigo de la infancia, Christopher, al que un “día mataron entre cuatro policías”:

“Mi alegría sigue rota / Se apagaron las luces en el parque de pelota”.

También refleja detalles de su vida más conocidos, como su fama (Saqué un disco / Me comí el mundo de un mordisco) o las duras críticas que hizo contra el entonces gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, en 2009, por el que el cantante asegura que sufrió una censura institucional de cuatro años:

“En Puerto Rico despidieron empleados, insulté al gobernador y quedó televisado / Censuraron cuatro años de mi calendario / Abuela murió, no me vio tocar en el estadio/ Dije to’ lo que sentí, me quieren más afuera que en mi propio país”.

Otras partes de la canción revelan pasajes más íntimos.

Entre ellos, la relación con su padastro (“Las peleas con mi padrastro cuando perdía el control, las resolvía con él viendo un partido de béisbol / Me invitó a pelear un par de veces / Me escapé de casa un par de veces”); sus problemas con el IRS, el organismo laboral de la agencia tributaria de Estados Unidos (“El IRS me sigue investigando / Me estoy divorciando pero no importa, yo sigo rimando”); o los problemas de salud que sufre (“El estrés me tiene enfermo / Hace diez años que no duermo”).

Uno de los momentos más destacados es la presentación en público del hijo que tuvo con la actriz argentina Soledad Fandiño, Milo, que aparece al final del video.

 

“Es la primera vez que enseño la cara de mi hijo (…) Siempre me preguntaban por qué no la enseñaba… pues, mano, por protegerlo y porque también no hay necesidad de meterlo en un mundo donde él no ha decidido estar”, explicó el cantante.

“Yo le pregunté para el video y me dijo que sí, que quería estar ahí conmigo”.

“Puerto Rico me hace sentir acompañado”

Sin duda, algunos de los detalles más conmovedores del relato de “René” son la historia de superación de su familia de “clase media baja” y los recuerdos de momentos felices con los suyos (“La cuenta de ahorro vacía, pero mami bailando flamenco nos alegraba el día”).

Residente con un Grammy.
Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionRené Pérez es uno de los raperos puertorriqueños más exitosos a nivel mundial.

También impresiona el estado de soledad en el que aparentemente está atrapado (Estoy triste y me río / El concierto está lleno, pero yo estoy vacío”) y su deseo, real o no, de abandonarlo todo para volver a los orígenes:

“Que no me importan las giras, los discos, los Grammy /

Y que en la Calle 11 quiero volver a ver el cometa Halley con mami /

Quiero volver a cuando mis ventanas eran de sol y me despertaba el calor /

A cuando me llamaban pa’ jugar, a cuando rapeaba sin cobrar”.

Su aparente tristeza la amortigua cantándole a Puerto Rico, el lugar en el mundo que le “hace sentir acompañado”, según sus propias palabras, y del que, a pesar de su carrera estelar, nunca se olvida.

No sé pa’ dónde voy, pero sé de donde vengo”.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios